QEPD Wilindoro Cacique

Crisis política - UE

Publicado: 2011-10-09

La Unión Europea es un caso, sin lugar a dudas, excepcional producto de un modelo que no tenía ningún sustento a largo plazo. El declive de todo el euro, según algunos analistas económicos, es un caso perdido, siempre y cuando no haya una decisión política para recortar los gastos innecesarios que hacen muchísimos gobiernos, estos gastos se centran básicamente en subvenciones a productos de exportación, pensiones y gastos en seguros sociales para personas en paro, estímulos y un sinfín de muchos programas que aplaudieron en su momento y que ahora es uno de sus más grandes problemas por no saber cómo hacer para recortar esos gastos.

Muchos llaman a esta crisis “La crisis del capitalismo”, pero lo cierto es que en la Unión Europea nunca se aplicó un modelo meramente liberalista, sino todo lo contrario. En Europa en sí, después de la Segunda Guerra Mundial los europeos quedaron tan humanizados, que después de la recuperación económica, emprendieron una gran cantidad de programas sociales, muchos de ellos asistencialistas, después de algunos años, su economía giró hacia el proteccionismo (sobre todo en España) y aquello le puso fecha y hora para que toda su estructura se cayera como un castillo de naipes.

Lo bueno le duró poco y después de muchos años se dieron cuenta que la población ya no era  joven, se dieron cuenta que las personas que trabajaban eran menos que las personas que recibían sus pensiones, se dieron cuenta que la cantidad de subsidios eran mayor y el estado prácticamente se hacía cargo de la producción local. Cuando esto tocó fondo, justo cuando en el 2008 Estados Unidos entra en crisis, no por deuda sino por la flexibilidad excesiva de sus normas crediticias y esto hizo contraer la economía americana, quien es el principal comprador de Europa, el modelo europeo se desbarrancó porque ya no habían turistas, no habían inversionistas, no habían los factores que habían hecho creer a Europa hasta el momento y que la habían hecho vivir en las nuves, la llevaron a tierra y entonces los estados se tuvieron que endeudar, emitir bonos, hasta casi caer en default.

Cuando los políticos se dieron cuenta que se tenía que hacer una reforma clara, radical y cambiante en las costumbres de consumo de las personas y en los gastos innecesarios antes mencionados, se vieron en la encrucijada de no poder hacerlo y es lo que ahora se discute, porque se tendrían que eliminar lo más popular de lo cual la gente está acostumbrada. Los europeos no tienen las arcas fiscales de Estados Unidos, sólo son algunos países que gozan de esa seguridad y no se trata de ser buenos con unos y malos con otros, sino de que se apliquen las políticas necesarias para eliminar esos programas asistencialistas de los que gozan los europeos para que se pongan a trabajar de verdad. Ello es una decisión políticas, que no tiene que ver con el mercado o el capitalismo. Cuando los políticos se pongas de acuerdo y apliquen esas medidas necesarias y radicales a pesar de la coyuntura social que esto puede originar, ahí Europa dará el giro que necesita, sino seguirá en el hoyo donde está y cavará su tumba.


Escrito por

Marco Sausa

Soy licenciado en Administración de Empresas de la Universidad de Lima. Escritor, emprendedor, viajero y vivo en los Estados Unidos.


Publicado en

MARCO EMPRESARIAL

Comentarios y Análisis políticos - económicos desde una perspectiva empresarial.