QEPD Wilindoro Cacique

Inclusión y Estabilidad

Publicado: 2011-08-31

Definitivamente la primera presentación ante el pleno del congreso de Salomón Lerner, Presidente del Consejo de Ministros, ante muchos economistas, ha sido esperanzadora y ambiciosa. Lo cierto es que no hay mucho que criticar, todo encaja perfectamente, un crecimiento con inclusión, programas sociales que muestren resultados, sin caer en el asistencialismo y con ello, que el llamado “gasto social” se convierta en “inversión social”, es decir, invertir en un pobre para que a la larga este aumente su productividad y que con la renta que genere con su trabajo, devuelva la inversión inicial, para finalmente, aprovechar la renta recaudada y seguir ayudando a los que faltan.

El único problema con esto es que algunos programas sociales como “Pensión 65” no encajan en este concepto, dado que sería complicado hacer más productivos a personas mayores de 65 años, en otras palabras, este podría ser un programa asistencialista, que lo único que origina es un gasto al estado, estos tipos de gastos no son reembolsables a largo plazo y ante una futura recesión o crisis, dado que en algún momento vamos a tener que caer en esta situación porque nuestro modelo es cíclico, el gobierno podría no cumplir con las personas que se benefician gracias este programa. Este mismo problema está pasando en muchas partes de Europa en estos momentos, sus gastos fiscales, exceden a los ingresos, ese tipo de modelos “socialistas” no tienen un sustento económico a largo plazo y los subsidios económicos a la larga podrían ser eliminados, generando un descontento social mayor.

El día de hoy, Salomón Lerner, se presentó en Frecuencia Latina, en el programa “A primera hora”, diciendo que ninguno de sus programas sociales iba a caer en el asistencialismo, asegurando que algunos programas (no dijo cuáles) iban a agregar el término “producción”; por ejemplo, una familia de la sierra en condición de pobreza, al recibir el estímulo o subsidio económico del estado, no sólo tenía que invertirlo en más educación, sino que también tenía que invertirlo en cosas productivas como comprar una oveja o una cabra a mediano o largo plazo para que el estado ya no tenga que seguir subsidiando y comience a recuperar el dinero invertido en esa familia; que es justo lo que se necesita en este país, donde los niveles de pobreza son tan altos, que el estado tendría que generar ingresos como los de Estados Unidos para hacerse cargo de todos ellos.

Por otro lado, la eliminación de la municipalización de la educación ante tanta incompetencia de los alcaldes tanto del interior del país como de la misma capital, ha sido muy acertada. Algo que aún no queda claro es el asunto de la carrera pública, si bien esto podría aumentar la eficiencia del estado, queda una pregunta al aire ¿Cómo aumentar la eficiencia del estado, si no tenemos profesionales de la más alta calidad y cómo conseguirlos?, si el presidente Ollanta Humala, sacó hace unos días un decreto de urgencia, donde los funcionarios de más alta jerarquía en el estado, no iban a necesitar de pasar un largo proceso de selección por SERVIR, sino que se iba dejar, subjetivamente, a la decisión del que seleccionara, entendiéndose de esto, que al final, los seleccionados podrían ser escogidos a dedo. Además, nadie aún ha hablado o ha medido cuál será el impacto del aumento del SMV con la alta informalidad que el Perú ya tiene y tampoco se ha medido el impacto sobre la inversión que tiene el gravamen que le han puesto a las mineras y que tuvieron que aceptar, porque sino el problema se iba al congreso, haciendo de esto un caldo de cultivo de coimas y corrupción para que se vote en contra; con respecto a este asunto, fue acertada la decisión del gobierno de proponer a los mineros que el íntegro de los tres mil millones se invertiría sólo en infraestructura, dado que invertirlo en programas sociales seria un gasto innecesario y peligroso a largo plazo.

Sin embargo, nada es perfecto, tendremos que esperar varios meses para saber cuál es el efecto de estos planes presentados, sin duda son muy buenos, ambiciosos y esperanzadores para un país que ha esperado demasiado para que estas políticas se implementen, políticas, que se parecen mucho a la de un candidato que quedó en tercer puesto, pero que al fin y al cabo deja mucha estabilidad emocional en los mercados.

Feliz Día a todos los Blogueros.


Escrito por

Marco Sausa

Soy licenciado en Administración de Empresas de la Universidad de Lima. Escritor, emprendedor, viajero y vivo en los Estados Unidos.


Publicado en

MARCO EMPRESARIAL

Comentarios y Análisis políticos - económicos desde una perspectiva empresarial.